19.9 C
Madrid
lunes, agosto 15, 2022
ReligionParolin se reúne con Salva Kiir: "La única lucha que hay que hacer es por la paz"

Parolin se reúne con Salva Kiir: "La única lucha que hay que hacer es por la paz"

  • 1 mes ago
  • 5Minutos
  • 1082Palabras

Salvatore Cernuzio – Enviado a Juba
"La única lucha que hay que hacer es por la paz y el desarrollo. Es una batalla que hay que librar todos juntos. La paz y el desarrollo son dos cosas vinculadas: sin paz, no hay desarrollo. Y la ausencia de paz es una fuente de inestabilidad e insatisfacción". El recuerdo del retiro de 2019 en Santa Marta, al que acudieron los líderes de Sudán del Sur y a los que el Papa, con un gesto perturbador, besó los pies, sirvió de telón de fondo a la conversación de media hora que mantuvieron ayer el Cardenal Pietro Parolin y el presidente sursudanés, Salva Kiir Mayardit.
La reunión tuvo lugar por la tarde en el interior del palacio presidencial y fue la primera cita oficial del viaje a Juba del Secretario de Estado, que esta mañana se dirigió al campo de desplazados de Bentiu, en el norte del país. En medio de un férreo control, la reunión con el presidente, que apareció en la sala de reuniones con el característico sombrero de fieltro negro y un bastón, se desarrolló en un ambiente cordial. Salva Kiir repitió varias veces "bienvenido a Juba" a Parolin y su delegación, deseándoles unos días de paz.
Naturalmente, el primer pensamiento fue para el Papa, su salud y el viaje no realizado a África. Al igual que en los últimos días en la República Democrática del Congo, el Secretario de Estado reiteró el deseo de Francisco de viajar allí tan pronto como las condiciones, especialmente físicas, lo permitan. "Confíó en la visita del Papa", dijo Salva Kiir, asegurando que el país está preparado para apoyar este importante acontecimiento y que todos los cristianos de las diferentes confesiones se han unido para rezar por la pronta recuperación del Papa.
A continuación, el Cardenal Parolin entregó un mensaje del Papa al Presidente de Sudán del Sur. Un mensaje que se puede resumir en sólo dos directrices: "Reconciliación y paz". No se trata de dos ideas, sino de dos objetivos concretos a alcanzar. Los avances en este sentido, en estos cuatro años desde el retiro en el Vaticano, se han producido; de hecho, Parolin reiteró que, incluso desde el Papa, se han reconocido y apreciado los pasos adelante dados por el Gobierno. Pero, en su discurso, insistió sobre todo en lo que queda por hacer para garantizar la estabilidad del país que se ha embarcado en su Acuerdo de Paz Revitalizado, el acuerdo de paz que vence en febrero de 2023, y que aún no se ha implementado. A continuación, Parolin indicó los caminos a seguir, también con vistas a las elecciones generales del próximo año: promover la unidad nacional, estabilizar el país, introducir la reforma constitucional, fomentar el movimiento de unidad, "necesario para el desarrollo de Sudán del Sur".
En este sentido, el Cardenal leyó, haciéndolas suyas, las últimas líneas del discurso dirigido por el Papa a los participantes en las jornadas de oración, diálogo y debate en la residencia vaticana. Además de Salva Kiir, los vicepresidentes designados Riek Machar y Rebecca Nyandeng De Mabio estaban presentes en Santa Marta en ese momento. "Y a ustedes tres, que firmaron el Acuerdo de Paz, les pido, como hermano: permanezcan en paz. Te lo pido de corazón. Sigamos adelante. Habrá muchos problemas, pero no tengas miedo, sigue adelante, resuelve los problemas. Has iniciado un proceso: deja que termine bien".
Salva Kiir también quiso centrar su discurso en los dos días en el Vaticano: "Hemos vuelto de Roma y no hemos vuelto a luchar", aseguró. "Dije no a las nuevas guerras. Puede que la gente no haya visto los acontecimientos, pero ha escuchado el silencio de las armas". El presidente de Sudán del Sur, que ha reafirmado en varias ocasiones su fe en Dios, es un luchador desde su infancia y le dijo al cardenal: "No permitimos que nadie inicie una guerra. Ya no quiero luchar, ahora queremos la paz en el país". De ahí la promesa de que se hará todo lo posible para evitar violaciones y proteger a las personas. ‘Hazlo todo con la ayuda de Dios’, respondió Parolin.
En el transcurso de la conversación, en la que también intervinieron dos ministros, se enumeraron los retos a los que se enfrenta Sudán del Sur, tanto a nivel nacional como internacional. No faltó la mención a los preparativos para las próximas elecciones. "Un paso realmente importante es consolidar la paz y la reconciliación", insistió el Cardenal Parolin, despidiéndose con la recomendación de que: "Todas las fuerzas políticas deben estar al servicio del progreso y el desarrollo del país".
A la reunión con Salva Kiir le siguió la reunión con el primer vicepresidente, Riek Machar. Sentado en su despacho, de nuevo durante casi treinta minutos, Machar también recordó el encuentro con el Papa en 2019. La llegada del Pontífice a Sudán del Sur, añadió, dará impulso a los diversos procesos en curso. Esto ya ocurría en los meses previos al viaje papal: "Nos estábamos preparando para mostrar resultados concretos", dijo Machar. Por su parte, la esperanza es que algo ponga en marcha el proceso de aplicación del Acuerdo de Paz Revitalizado antes de la fecha límite. Un objetivo que ciertamente no es fácil de alcanzar. De hecho, Riek Machar espera que a Sudán del Sur no le falte la ayuda de la Santa Sede.
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles