10.6 C
Madrid
martes, noviembre 29, 2022

monjes de Bután en un viaje a la India

Por — Webnews desk La Confederación Budista Internacional...
ReligionLos ancianos, un regalo para el futuro de la humanidad

Los ancianos, un regalo para el futuro de la humanidad

  • 5 meses ago
  • 8Minutos
  • 1725Palabras

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano
Las personas mayores, "nunca tan numerosas como ahora", suelen considerarse "una carga", sobre todo cuando prevalece la cultura del descarte y la productividad. En la dramática primera fase de la pandemia pagaron "el precio más alto". En los totalitarismos del siglo XX "el icono dominante" era la exaltación de la juventud, combinada con el desprecio por los ancianos. La vejez, en realidad, es un regalo "para todas las edades de la vida". En esta línea, el Papa Francisco abre un itinerario catequético el 23 de febrero de 2022 sobre el significado y el valor de la vejez. Un itinerario marcado por el ejemplo de las figuras bíblicas, como Moisés, Eleazar y Judit, que dibuja un perfil de la persona mayor diferente al que suele proponer la cultura dominante. No solo de una persona frágil, a causa de duras pruebas como la de la enfermedad, sino de un testigo insustituible capaz de transmitir sabiduría, valores, fe a las nuevas generaciones.
Junto con la migración, la vejez, explicó el Pontífice en su catequesis del 23 de febrero, se encuentra entre "las cuestiones más urgentes que la familia humana está llamada a afrontar en este tiempo.". La eterna juventud “es una alucinación muy peligrosa” y “ser ancianos es tan importante —y hermoso— es tan importante como ser jóvenes”.
Las oportunidades asociadas a la longevidad son el tema central de la audiencia general del 2 de marzo de 2022. "La vejez, ciertamente, impone ritmos más lentos: pero no son solo tiempos de inercia. La medida de estos ritmos", explica Francisco, "abre, para todos, espacios de sentido de la vida desconocidos para la obsesión de la velocidad”. El Papa también recuerda que la alianza de generaciones es indispensable. Es una sociedad "estéril" y "sin futuro" en la que "los ancianos no hablan con los jóvenes" y "los jóvenes no hablan con los ancianos". "Perder tiempo" con los hijos, los abuelos y los ancianos "fortalece la familia humana".
Las personas mayores son un recurso para los jóvenes. En la audiencia general del 16 de marzo de 2022, el Papa subrayó, en particular, que la sabiduría de los ancianos es una palabra profética "para ir contra la corrupción". El mundo necesita "jóvenes fuertes" y "ancianos sabios". Y los ancianos, recuerda el Pontífice, deben "ser profetas contra la corrupción, como Noé fue el profeta contra la corrupción de su tiempo, porque era el único del que Dios se fio”.
El eje de la Audiencia General del 23 de marzo de 2022 es el ejemplo de Moisés que, al final de sus días, proclama el nombre del Señor, transmitiendo a las nuevas generaciones el legado de su historia vivida con Dios. "Moisés ve la historia y transmite la historia". Los ancianos, añade Francisco, "ven la historia y transmiten la historia". "Una vejez a la que se le concede esta lucidez es un precioso regalo para la generación que le sigue".
El “tierno cuadro pintado por el evangelista san Lucas, que llama a escena a dos figuras de ancianos, Simeón y Ana” es el eje de la audiencia general del 30 de marzo de 2022. De estas dos figuras de ancianos llenos de vitalidad espiritual "aprendemos que la fidelidad de la expectativa agudiza los sentidos". "La vejez debilita, de un modo u otro, la sensibilidad del cuerpo". "Sin embargo, una vejez que se ha ejercitado en la espera de la visita de Dios -afirma Francisco- no perderá su paso: al contrario, estará también más dispuesta a captarlo, tendrá más sensibilidad para acoger al Señor cuando pase.
En la audiencia general del 20 de abril de 2022, el Papa Francisco subrayó que no siempre hay atención en las sociedades para devolver a nuestros ancianos el amor que han recibido. El honor por la vida vivida, "no es cosa de ancianos". Más bien "es una ambición que hará brillar a los jóvenes que hereden sus mejores cualidades".
En la catequesis de la audiencia general del 27 de abril de 2022, Francisco relee el vínculo bíblico entre la joven viuda Rut y su anciana suegra Noemí. Es “una valiosa enseñanza sobre la alianza de las generaciones”, con la juventud -dice el Papa- "capaz de dar de nuevo entusiasmo a la edad madura" y la vejez de “reabrir el futuro para la juventud herida”.
Se trata de un personaje bíblico llamado Eleazar, referido en el segundo libro de los Macabeos, que es el protagonista de la reflexión propuesta el 4 de mayo de 2022 por el Papa Francisco. El de Eleazar es un testimonio de la relación especial que existe entre la fidelidad del honor de la fe y la vejez: “El honor de la fe se encuentra periódicamente bajo la presión, incluso violenta, de la cultura de los dominadores, que intenta envilecerla tratándola como un hallazgo arqueológico, o vieja superstición, terquedad anacrónica”, dijo el Pontífice. “Creer no es algo ‘de ancianos’, sino que es algo de vida”, señaló el Pontífice.
El personaje bíblico de Judit es un ejemplo de la contribución que las personas mayores pueden hacer a las familias y a la sociedad. El Papa Francisco lo recuerda en su catequesis del 11 de mayo de 2022. “El heroísmo no es solamente el de los grandes eventos que caen bajo los focos, sino que a menudo el heroísmo se encuentra en la tenacidad del amor vertido en una familia difícil y a favor de una comunidad amenazada”, sostuvo el Papa.
En la audiencia general del 18 de mayo de 2022, el Papa presentó la figura de Job que, tras perderlo todo y protestar contra Dios, comprende que el Señor no es un perseguidor sino un Padre tierno. “Los ancianos, recuerda Francisco, han aprendido mucho en la vida, han pasado muchas, pero al final tienen esta paz, una paz —yo diría— casi mística, es decir la paz del encuentro con Dios”.
Una razón desafectiva e irresponsable resta hoy sentido y energía al conocimiento de la verdad, el peligro es dar espacio a la indiferencia. El Papa Francisco, recordando las páginas bíblicas de Cohélet, nos lo recuerda en la Audiencia General del 25 de mayo de 2022. La tercera edad puede abrir un nuevo camino: “Si los ancianos, que ya han visto de todo, conservan intacta su pasión por la justicia, entonces hay esperanza para el amor, y también para la fe”.
De los ancianos aprendemos el don de "abandonarnos al cuidado de los demás y de Dios". El Papa Francisco lo subrayó en su audiencia general del 1º de junio de 2022, señalando también la necesidad de reformar una civilización y una política que marginan la vejez y la enfermedad: “Toda la sociedad debe apresurarse a atender a sus ancianos —¡son el tesoro!— cada vez más numerosos, y a menudo también más abandonados”, dijo el Santo Padre.
En la catequesis de la audiencia general del 8 de junio de 2022, el Pontífice, rememorando la figura de Nicodemo, recuerda que la misión de los ancianos es disipar "la ilusión tecnocrática de una supervivencia biológica y robótica y abrirse "a la ternura del vientre creador y generador de Dios”. “El anciano camina hacia adelante, el anciano camina hacia el destino, hacia el cielo de Dios, el anciano camina con su sabiduría vivida durante la vida”.
El relato de la versión evangélica de Marcos sobre la curación de la suegra de Simón, que aún no se llama Pedro, es el tema central de la catequesis del 15 de junio de 2022. "La enfermedad pesa sobre los ancianos de una manera diferente y nueva que cuando uno es joven o adulto", aseveró el Sucesor de Pedro. Jesús, recuerda el Papa, no visita solo a esa anciana enferma. Pero va allí junto con los discípulos: "Es precisamente la comunidad cristiana que debe cuidar de los ancianos: parientes y amigos, pero la comunidad”.
En la catequesis sobre la vejez, la meditación del 22 de junio de 2022 se centra en el diálogo entre Jesús resucitado y Pedro al final del Evangelio de Juan. El Pontífice aborda el tema de la debilidad senil que lleva a la dependencia de los demás. "El seguimiento de Jesús sigue adelante, con buena salud, con no buena salud, con autosuficiencia y con no autosuficiencia física, pero el seguimiento de Jesús es importante: seguir a Jesús siempre, a pie, corriendo, lentamente, en silla de ruedas, pero seguirle siempre”, manifestó Francisco.
“La vida del anciano es una despedida, lenta, lenta, pero una despedida alegre: he vivido la vida, he conservado mi fe. Esto es hermoso, cuando un anciano puede decir esto: “He vivido la vida, esta es mi familia; he vivido la vida, he sido un pecador, pero también he hecho el bien”. Y esta paz que viene, esta es la despedida del anciano”.
Agenda del Papa
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles