14.6 C
Madrid
domingo, septiembre 25, 2022
ReligionUna semilla de esperanza germina en el Ártico

Una semilla de esperanza germina en el Ártico

  • 4 meses ago
  • 3Minutos
  • 709Palabras

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano
Un paquete con semillas de 12 países árabes y un libro del Papa Francisco titulado "¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?”, publicado por Libreria Editrice Vaticana y realizado para la ocasión en una edición especial, en miniatura, por el Dicasterio para la Comunicación. Este es el precioso cofre que el joven libanés Michael Haddad, paralítico desde los seis años por una lesión medular, ha llevado en estos días al Ártico.
Este joven, que se mueve gracias a un exoesqueleto, es el embajador de una iniciativa que pretende sensibilizar a la opinión pública sobre la cuestión de la seguridad alimentaria y las dramáticas consecuencias de la crisis climática: la "Arctic Walk for Climate Resilience and Food Security", un paseo entre los hielos que se están derritiendo. Una caminata para dar al mundo una semilla de esperanza, para llevar granos simples pero extraordinarios de la región árabe a la Bóveda Global de Semillas, "una bóveda de la humanidad". Esta instalación, situada en el archipiélago ártico de las islas Svalbard, almacena duplicados de las semillas conservadas en bancos de genes de todo el planeta para salvaguardar la diversidad de los cultivos del mundo en caso de catástrofe nuclear y de otros escenarios extremos.

 
El mensaje es tan claro como el deshielo debido a la emergencia climática. "Vengo de la región árabe", dijo el joven libanés antes de embarcarse en esta misión, "que depende de las importaciones para la mayor parte de sus alimentos y donde las temperaturas aumentan más rápido que la media mundial: caminaré por las Islas Svalbard para pedir a todos que actúen con determinación, ambición y urgencia para evitar la crisis climática y garantizar nuestra seguridad alimentaria colectiva, ambas piedras angulares de la seguridad humana".
 
"Una crisis alimentaria mundial que se avecina y una profunda emergencia climática que amenaza nuestras vidas en este planeta", dijo Michael Haddad, "pueden llevar a muchos a la impotencia, pero si nos mantenemos unidos y solidarios, debemos mantener nuestra esperanza en el futuro". A la misión del Ártico se unieron también Monseñor Lucio Adriàn Ruiz, secretario del Dicasterio para la Comunicación, y el ex embajador de Italia ante la Santa Sede Pietro Sebastiani.  Las semillas proceden de Argelia, Egipto, Irak, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos, Omán, Palestina, Siria, Túnez y Yemen. En cada paquete hay semillas silvestres de trigo, cebada, lentejas, garbanzos y otras legumbres.
El Papa Francisco, al final de la audiencia general del 2 de junio de 2021, se encontró con el joven libanés en el patio de San Dámaso. "Reza por mí en el Polo Norte", le había dicho el Pontífice. Michael Haddad, atleta profesional y embajador de la ONU para asuntos medioambientales, era sólo un niño cuando un accidente le causó una lesión en la médula espinal que le inmovilizó del pecho para abajo. Desde entonces, ha perdido tres cuartas partes de sus funciones motoras. Pero no el deseo y la fuerza para llevar mensajes de esperanza al mundo, demasiado a menudo indiferente y paralizado por los desequilibrios y la injusticia.  Su misión, alimentada por la fe y la determinación, se hace realidad porque, como dijo en una entrevista con Vatican News, "nada es imposible": "uno de los propósitos en la vida -dijo entre sonrisas contagiosas- es ser feliz; Jesús nos dijo que transformáramos el miedo en alegría".
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles