19.2 C
Madrid
lunes, octubre 3, 2022
ReligionCamilleri: “El revanchismo político y la polarización dañan la democracia"

Camilleri: “El revanchismo político y la polarización dañan la democracia"

  • 4 meses ago
  • 5Minutos
  • 1235Palabras

Patricia Ynestroza – Vatican News
El país acaba de tener su cambio de gobierno, al respecto, el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, Mons. Roberto Camilleri, afirmó que, a pesar de los problemas que subsisten en Honduras, “un nuevo horizonte se vislumbra”, y los obispos desean contribuir para que esta nueva etapa no quede atrapada en las problemáticas que hasta ahora han impedido un “camino de Justicia y Desarrollo”.
“El revanchismo político, la polarización y la búsqueda de intereses partidistas o particulares, dañan seriamente la auténtica democracia”, señaló el prelado. Por tanto, es más urgente que nunca “implementar un sincero diálogo social, una búsqueda del bien común” para poder avanzar, añadió, hacia una auténtica refundación de Honduras abriendo las puertas a la reconciliación.
El nuevo presidente de la CEH, apoyándose al mensaje de la Conferencia Episcopal, habló de la situación socio-política y económica que afronta el país, recordó, en primer lugar, que todos están llamados, como personas de fe, a vivir profundamente “arraigados en nuestra relación con Dios y al mismo tiempo comprometidos” -dijo- en la construcción del presente y el futuro de Honduras.
Honduras sigue combatiendo el coronavirus, se continúa con la prevención y vacunación. Como en muchas partes del mundo, la pandemia vino a evidenciar el deficiente sistema sanitario que sufre el país. Además del Covid19, Honduras sufrió en el 2020 dos huracanes: Eta y Lota.  
Mons. Camilleri notó que la pandemia hizo “potenciar el individualismo”. Cada uno centrándose en su “propia seguridad y necesidades”, aumentado el “temor y la desconfianza”, señaló. Este es uno de los obstáculos que hay que superar, dijo el prelado, así como el de la educación. Al respecto, los obispos hacen un “llamado a una renovación del sistema educativo”.

Tras la pandemia y los dos huracanes, el país tuvo una fuerte caída del PIB, del 9 % y perdieron su empleo unas 400 mil personas, agregó más adelante Mons. Camilleri. Antes de los dos impactos ocurridos en el 2020, el 25,2 % de la población vivía en la pobreza extrema y casi la mitad, o sea 4.4 millones de personas, vivían en la pobreza, según informes sobre las líneas de pobreza oficiales. Lo cual, señaló el obispo, define a Honduras como uno de los países más pobres y desiguales del Hemisferio Occidental. A estos problemas, el prelado afirmó que es necesario mejorar la gobernabilidad y combatir la corrupción con una mayor transparencia en el gobierno, reducir los niveles de delincuencia y de violencia. 
La Iglesia de Honduras exhorta al pueblo hondureño, como personas de fe, a orar para que sea “el Espíritu Santo y no el partidismo sectario que ilumine a nuestros legisladores, que deben tomar esas decisiones trascendentales”.
Tras la elección de su directiva, la Conferencia Episcopal de Honduras (C.E.H.) publicó su primer mensaje en el que hace un "importante llamado a la clase política que está al frente del país. En el mensaje, los obispos mencionan que los diferentes problemas que afronta el país, producen el fenómeno de la migración:
"Estos problemas crónicos están produciendo una pérdida de esperanza en la población hondureña y están siendo la raíz de la migración, principalmente entre los jóvenes", se lee en el mensaje, donde también la Conferencia Episcopal expresa en forma directa que la corrupción y la impunidad, aún están fuertemente presentes en el país, por lo que los obispos hacen entrever que hay un cierto grado de inconformidad en los primeros meses del nuevo Gobierno, lo que podría frustrar las legítimas expectativas del electorado que votó por un cambio necesario.
La Iglesia hondureña asevera en su mensaje que "no se puede gobernar con la mediocridad y el sectarismo. La democracia se construye con demócratas. Como personas de fe, exhortamos al pueblo a orar, para que sea el Espíritu Santo y no el partidismo sectario, quien ilumine a nuestros Legisladores que deben tomar esas decisiones tan trascendentales".
El episcopado hondureño sugiere, para el bienestar de una nación, que se pueda elegir a nuevas autoridades impartidoras de justicia que sean coherentes y, sobre todo, que respeten el derecho de los hondureños a tener una Corte Suprema de Justicia (CSJ) y un Ministerio Público (MP), al servicio del pueblo y no a los intereses particulares. Estas elecciones, afirman los obispos, serían decisivas "para el futuro de Honduras. No se debe ceder a la tentación de seguir con más de lo mismo”, exponen.
Tras recordar, que la pandemia potenció en la sociedad el individualismo y el centrarse en la propia seguridad y necesidades, los obispos recordaron que también resaltó con la pandemia la falta de un sistema de salud, "capaz de ofrecer a los pobres cobertura y calidad sanitaria", apuntan. Y reconocen que existe una deuda histórica por resolver: la mala calidad educativa que vino a agravarse por los huracanes y la pandemia. Hacen un llamado a una renovación del sistema educativo, involucrando a todos los sectores afectados", expresa el comunicado.
En el mensaje, los obispos señalan al gobierno que ven necesario que Honduras se mantenga abierta a todo el mundo, al intercambio cultural y a la cooperación internacional. "No es prudente encerrarse en una trinchera ideológica, privando a los hondureños de los beneficios que la apertura aportaría a todos los sectores y niveles de la vida nacional. Hacer política es buscar el bien común, no intentar favorecer una postura personal o de grupo", finalizan.
El miércoles pasado Mons. Roberto Camilleri fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, quedó como Vice –Presidente Mons. Darwin R. Andino Ramírez, y como Secretario General, el padre Emigdio Duarte Figueroa. Que mantienen los mismos cargos en la directiva de la Comisión Permanente. En cambio, Mons. Miguel Lenihan es presidente de la Comisión de la Doctrina de la Fe; el presidente de la Comisión Mixta: Obispos y Religiosos, es Mons. José Bonello; el de la Comisión Jurídica es Mons. José Antonio Canales Motiño. Y el Presidente y tesorero de la Comisión de Administración, es Mons. Roberto Camilleri. 
 
 
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles