25.7 C
Madrid
sábado, junio 25, 2022
ReligionUruguay: Iglesia celebra con júbilo su primera santa

Uruguay: Iglesia celebra con júbilo su primera santa

  • 2 meses ago
  • 6Minutos
  • 1334Palabras

Sebastián Sansón Ferrari – Vatican News

“Acá se respira en el santuario y en la ciudad entera un clima de fiesta”. Así describe la Hermana Nora Azanza, religiosa de las Hermanas Capuchinas de la Madre Rubatto, la atmósfera en Montevideo, la capital uruguaya, a pocos días de la canonización de María Francisca de Jesús Rubatto, quien a partir del próximo 15 de mayo será la primera santa del Uruguay.
Rubatto nació el 14 de febrero de 1844 en la localidad italiana de Carmañola, en la provincia de Turín, región del Piemonte, al norte del país, pero por elección propia vivió y desarrolló su labor pastoral en Uruguay, donde falleció el 6 de agosto de 1904. De hecho, en su testamento dejó la siguiente disposición: “Que mi cuerpo sea depositado en medio de mis queridos pobres”.
Los uruguayos se preparan con entusiasmo a la canonización de Rubatto y desde la congregación así como desde las diferentes instituciones católicas organizan múltiples iniciativas. En diálogo con Radio Vaticana – Vatican News, la Hermana Azanza informa que en el santuario donde reposan los restos de la Madre Francisca la comunidad ha preparado un lugar especial para dormir, pues la ceremonia de canonización tendrá lugar a las 5 de la mañana de Uruguay. También varias personas han puesto sus coches a disposición, para pasar a buscar a las personas mayores que tienen mayores dificultades y que nadie se pierda el gran acontecimiento.
Ese día ofrecerán un desayuno para los peregrinos que se congreguen en el santuario e instalarán cuatro pantallas (dos se ubicarán cerca del altar y dos a mitad del santuario), para facilitar la visualización de la celebración.
Luego de la santa misa, que en Roma se desarrollará en la Plaza de San Pedro a las 10 de la mañana y será presidida por el Santo Padre Francisco, en el santuario de Uruguay realizarán un ágape al estilo latinoamericano, compartiendo lo que cada uno llevará. Se podrá disfrutar de un espectáculo con dos tenores, dos sopranos y una pareja que bailará piezas folclóricas.
La Hermana Azanza cuenta que las radios y los periódicos la llaman constantemente para realizar entrevistas y resalta el interés que suscita este importante evento para la Iglesia oriental. La emoción que se vive en el país sudamericano es una prolongación de la que se vive desde aquel sábado 22 de febrero de 2020 cuando el Santo Padre aprobó el decreto de la canonización de la Madre Rubatto. Esta canonización es muy esperada, ya que se pospuso por dos años debido a la emergencia sanitaria del Coronavirus.
En línea con el espíritu misionero impulsado por Madre Francisca, los chicos del Colegio y Liceo San José de la Providencia han salido por estos días en misión por los barrios.
Una idea que llenó de gozo a la Hermana Azanza fue la primera peregrinación de seis jóvenes que quisieron ir a estar con la Madre, en preparación a su fiesta. “Me pareció maravilloso porque la primera opción de Ana María fue colaborar con Don Bosco, quien evangelizaba promoviendo la dignidad de la persona”, señala a nuestra emisora.
La Cámara de Representantes del Uruguay y la congregación de las Hermanas Capuchinas de Madre Rubatto invitan a un homenaje a la Madre Francisca que se hará el martes 17 de mayo, dos días después de la canonización, a las 18 horas. La actividad contará con una exposición de Rodrigo Goñi, diputado del Partido Nacional, y se podrá seguir por streaming.
La comunidad uruguaya en Roma celebrará una misa el lunes 16 de mayo a las 10:00 en la parroquia de San Roberto Berlamino, organizada por las Hermanas Capuchinas, con la presencia de algunos obispos uruguayos que se encontrarán en la ciudad eterna; entre ellos, el Cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo.
En Uruguay, los obispos anunciaron, en un mensaje sucesivo a su Asamblea Plenaria de abril de 2022, que se encomendarán a la intercesión de la nueva santa, a la vez que invitan al Pueblo de Dios a unirse a la celebración eucarística que será el domingo 29 de mayo a las 16 horas en la Catedral Metropolitana de Montevideo. Otras celebraciones se desarrollarán a lo largo y ancho del territorio nacional con motivo de la canonización de Rubatto.
En Uruguay la Madre Francisca eligió la zona de La Teja, Belvedere, Paso de la Arena y Barra de Santa Lucía, que en aquel momento era un páramo. Francisca se mezclaba con la gente, aún con los trabajadores que iban al matadero los domingos por la mañana, tomándose el tren a las cuatro de la madrugada con ellos. Además, fue capaz de ver las necesidades de ropa, de comida, de enseñar el catecismo y, con una profunda visión, decidió instalar un grupo de sus hermanas en el barrio de Belvedere, donde actualmente se encuentra el santuario en el que descansan sus restos.
A su vez, realizó un trabajo de promoción y evangelización: logró que niñas tuvieran un oficio para ganarse la vida, para que no fueran dependientes de sus hogares. Les enseñó a leer, a escribir, a coser, tejer, bordar, pero también recibían una formación religiosa. Estos talleres fundados por Francisca luego se transformaron en grandes instituciones, como el Colegio y Liceo San José de la Providencia de Montevideo o el Colegio San Francisco de Asís de Rosario y Buenos Aires, en Argentina.
El 10 de octubre de 1993 en la Plaza de San Pedro, Juan Pablo II presidió la misa de beatificación de Rubatto y en su homilía afirmó: “La Iglesia te saluda, Sor María Francisca de Jesús, Fundadora de las Hermanas Terciarias Capuchinas de Loano, que hiciste de tu existencia un continuo servicio a los últimos, testimoniando el amor especial que Dios tiene por los pequeños y los humildes.
Siguiendo fielmente las huellas de Francisco -continuaba Wojtyla-, el amante de la pobreza evangélica, aprendiste no solo a servir a los pobres, sino a hacerte pobre y mostraste a tus hijas espirituales este modo especial de evangelización. Juan Pablo II recordaba que, a medida que el Instituto fue creciendo, esta intuición inicial se convirtió en un profundo impulso misionero que llevó a las religiosas y a su obra a América Latina, donde algunas de sus hijas espirituales “sellaron con el sacrificio de sus vidas ese servicio a los pobres que constituye el carisma confiado a vuestra Congregación en beneficio de toda la Iglesia”.
Las Hermanas Capuchinas de Madre Rubatto nacen en la Iglesia “para servir con amor el Señor Dios Sumo Bien y para ofrecer una esperanza y una respuesta a la pobreza y a los sufrimientos más radicales del hombre”, como recoge su página web oficial. Actualmente están presentes en Italia, Uruguay, Argentina, Brasil, Perú, Etiopía, Eritrea, Kenya y Malawi.
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles