12.8 C
Madrid
domingo, septiembre 25, 2022
ReligionEn Kiev, todos hermanos rezando por la paz

En Kiev, todos hermanos rezando por la paz

  • 4 meses ago
  • 5Minutos
  • 1078Palabras

Andrea De Angelis – Ciudad del Vaticano 
"Un nuevo sueño de fraternidad y amistad social que no se limita a las palabras", escribió el Papa Francisco en un tuit al entregar al mundo la encíclica Fratelli tutti. Esa amistad, esa fraternidad que hoy es un sueño para Ucrania y Rusia, que llevan más de tres meses en guerra tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú. La paz, anhelada e ineludible, es el objeto de las oraciones de los habitantes de Kiev que se unen en una sola voz, más allá de su religión. Esta semana, en la capital ucraniana, una delegación de altos dirigentes religiosos se reunió en oración para ayudar a poner fin a la agresión contra Ucrania, al bombardeo de ciudades y a rezar por una paz justa. Los dirigentes llegaron a Kiev el lunes 23 de mayo por la noche, tras un viaje de 14 horas en autobús desde Varsovia, para regresar hoy 26 de mayo.  
Ya en marzo, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, había hecho un llamamiento a los líderes religiosos para que acudieran a su ciudad. "Hago un llamamiento a los líderes espirituales del mundo para que tomen partido y asuman la función moral que les corresponde, y para que asuman con orgullo la responsabilidad de sus religiones por la paz. Acudir a Kiev para mostrar su solidaridad con el pueblo ucraniano. Para mostrar", dijo, "su compasión y para unirse en un espíritu de armonía que mi país y el mundo entero necesitan". Hagamos de Kiev la capital de la humanidad, la espiritualidad y la paz". Esta semana, líderes religiosos de todo el mundo respondieron al llamamiento de Klitschko y diecisiete de ellos viajaron a la capital ucraniana, se reunieron en oración, participaron en el acompañamiento pastoral y en la distribución de ayuda humanitaria, así como en reuniones clave con pacificadores y diversos líderes religiosos y políticos.
En la mañana del martes 24 de mayo, la delegación religiosa rezó en Babyn Yar al son del violín de Pavlo Kaurov, de la Universidad Pedagógica Nacional Dragomanov. El Arzobispo Visvaldas Kulbokas, Nuncio Apostólico en Ucrania, se reunió con la delegación religiosa y rezó en ucraniano. A continuación se celebró una rueda de prensa en la que la delegación religiosa explicó los motivos de este viaje: estar en Kiev en representación de diferentes religiones y naciones para rezar por la paz, por el fin de los bombardeos. Los líderes religiosos subrayaron que Dios exige que no se bombardeen las ciudades, y reiteraron la importancia de que se vuelva a exportar grano para evitar una crisis alimentaria internacional. A continuación, pidieron que se facilitara la ayuda humanitaria a una población agotada por casi cien días de conflicto. A continuación, la delegación participó en un importante momento público de oración al aire libre en la plaza de la catedral de Santa Sofía de Kiev a última hora de la mañana del miércoles 25 de mayo. El socio anfitrión de la visita de la delegación a Kiev es el Centro Conmemorativo del Holocausto Babyn Yar, una organización no gubernamental que creó el primer museo moderno del Holocausto en Europa del Este. 
Testimonio 
Entre los miembros de la delegación internacional en Kiev se encontraba Alberto Capannini, miembro de la Comunidad Papa Juan XXIII y con una larga experiencia en zonas de conflicto:
"El espíritu que se respira aquí es precisamente el de los Hermanos Todos", subraya en la entrevista. "La guerra", añade, "saca lo peor y lo mejor del hombre, y lo mejor consiste precisamente en ver a los representantes de las diferentes religiones unidos, con espíritu de cooperación, pidiendo la paz, respondiendo al llamamiento del alcalde de Kiev". Capannini señala cómo el muftí de Kiev participó en la Declaración de Abu Dhabi, subrayando la necesidad y la voluntad de converger en valores comunes. El exponente de la Comunidad del Papa Juan XXIII ha estado en Ucrania durante estos tres últimos meses. "A diferencia de las últimas semanas, hay menos personas que huyen del país, el conflicto se está alargando y esto es una consecuencia", explica. "También hay un endurecimiento de las condiciones de vida, cuando se le da la palabra a las armas, a la violencia, significa quitarle la voz a cualquier otra forma de diálogo y confrontación que no sea la física". 
¿Qué queda de esta experiencia? Para Capannini, fue muy agradable "ver cómo, al estar aquí juntos, admitimos básicamente que el hombre no sabe manejar la guerra. Sabe cómo empezarla, pero desde luego no cómo terminarla, y esto también se aplica a otras guerras, pienso en Siria o Yemen, donde empiezas algo pensando que tienes una solución y te encuentras con una situación inmanejable. La guerra no resuelve los problemas". Por último, una historia, para compartir: "En mi corazón", dice, "llevo el rostro de una mujer, de una madre. Su alma se partió por la mitad. Madre de cinco hijos, me hablaba de su hijo que se fue a luchar, calificándolo de honor. En ese momento rompió a llorar. La madre que, por un lado, piensa que es correcto defender al país, responder a un ataque, pero por otro se da cuenta de que la vida de su hijo no vale tan poco, su valor es inmenso. Esto se me ha quedado grabado". 
 
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles