25.7 C
Madrid
sábado, junio 25, 2022
ReligionEl grito: “Francisco, salva a la gente atrapada en Mariúpol”

El grito: “Francisco, salva a la gente atrapada en Mariúpol”

  • 2 meses ago
  • 3Minutos
  • 741Palabras

Alessandro De Carolis – Ciudad del Vaticano
La trampa es mortal y por eso el grito de auxilio intenta llegar lo más alto posible, más allá de las trayectorias de los misiles. Para llegar al Papa, "el último bastión de la esperanza". Casi parece que podemos oír el estruendo de la artillería golpeando inexorablemente tras las palabras del largo, digno y desesperado llamamiento dirigido a Francisco por las "madres, esposas e hijos de los defensores de Mariúpol", como firman los autores de la carta, que llegó al Vaticano en manos del cardenal Michael Czerny, que declaró a los medios de comunicación del Vaticano que esta "carta dirigida al Santo Padre da fe de lo que ha dicho desde el principio", especialmente durante el mensaje Urbi et Orbi en Pascua, "cuando habló claramente de la total irracionalidad de la guerra".
La carta al prefecto en ad interim del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral fue entregada por el periodista Saken Aymurzaev, de la televisión estatal ucraniana "UATV-channel". Estas dos páginas es una muestra de lo que las noticias nos han contado durante demasiadas semanas sobre la agonía de la ciudad víctima del conflicto ucraniano. Una ciudad, se dice, "reducida a cenizas", atacada "las 24 horas del día", epicentro de "una catástrofe humanitaria sin precedentes en la Europa del siglo XXI" que, sin duda, "planteará -se afirma- una vez más la cuestión de la inadmisibilidad del asedio a las ciudades", con su corolario de "ataques indiscriminados", destrucciones injustificadas y sufrimientos indecibles para quienes están protegidos por el derecho internacional humanitario.
"Santo Padre, todavía es posible ayudar a los que sufren", a pesar de que el número de los que no lo consiguen "aumenta cada día", es la invocación al Papa. Las mujeres y los hijos de los que aún resisten en Mariúpol -entre ellos un centenar de mujeres de uniforme, en su mayoría médicos y cocineras- le informan de la presencia de cientos de civiles y soldados heridos, que se han visto privados de cualquier tratamiento debido al agotamiento de los medicamentos y los desinfectantes, y que por tanto "deben ser evacuados del campo de batalla". En particular, las páginas describen la situación en la planta de Azovstal, la planta siderúrgica que se ha convertido en la primera línea del enfrentamiento decisivo, donde todavía hay unos mil civiles dentro, junto al ejército ucraniano. "Al principio de los combates, estas personas pensaron que vivir con los militares les daría no sólo seguridad, sino también la oportunidad de recibir alimentos, agua y atención médica. En cambio, para muchas mujeres y niños, lo que parecía una fortaleza se ha convertido en una "trampa", inalcanzable incluso para "repartir comida y agua potable".
Esta petición desesperada", explicó el cardenal Czerny, "se dirige también a todos los que tienen la posibilidad de ayudar con corredores humanitarios, con un alto el fuego, que es exactamente lo que la situación necesita en este momento". Añadió el Cardenal, junto a la fe y la alegría de la Resurrección, debemos saber soportar "al mismo tiempo el sufrimiento y la agonía de nuestros hermanos y hermanas en Ucrania y también en los muchos otros lugares del mundo donde existe esta terrible irracionalidad de la guerra".
"Las mujeres, los niños y los heridos no merecen una muerte así a los ojos del mundo", son "los mártires de hoy", concluye la carta-grito a Francisco. "Su ayuda en la evacuación de Mariúpol se convertirá en un acto verdaderamente paternal, la ayuda de un buen pastor y un verdadero acto de misericordia".
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles