14.4 C
Madrid
viernes, octubre 7, 2022
ReligionGallagher en Bosnia y Herzegovina: líderes religiosos sean custodios de paz

Gallagher en Bosnia y Herzegovina: líderes religiosos sean custodios de paz

  • 6 meses ago
  • 5Minutos
  • 1207Palabras

Vatican News
Pensamientos por los jóvenes de Bosnia-Herzegovina y, en particular, por los jóvenes ucranianos, "nuestros hermanos y hermanas oprimidos por las bombas y el miedo" y "de muchas otras partes del mundo que trabajan para hacer realidad los sueños de paz", acompañaron el viaje de Monseñor Paul Richard Gallagher, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, a Bosnia-Herzegovina del 17 al 20 de marzo. El arzobispo llegó a Sarajevo el pasado jueves, acompañado por monseñor Janusz Błachowiak, consejero de la Nunciatura que trabaja en la Secretaría de Estado.

Tras su llegada al aeropuerto, recibido por una delegación, Gallagher mantuvo una reunión bilateral con el ministro de Asuntos Exteriores, Bisera Turković, que había invitado al prelado a visitar el país el pasado mes de febrero. Las conversaciones fueron cordiales y tuvieron lugar también en el contexto del próximo 30º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas. En particular, se agradecieron las positivas relaciones bilaterales y la contribución de la Iglesia local a la sociedad de Bosnia y Herzegovina. En este contexto, se habló de la aplicación de los Acuerdos firmados entre la Santa Sede y Bosnia y Herzegovina y de la situación de la comunidad católica. A continuación, Gallagher y su homólogo se refirieron a la realidad interna del país, reiterando la necesidad de promover la igualdad jurídica y social de todos los ciudadanos pertenecientes a cada pueblo constituyente, así como la importancia del diálogo para salir de la actual crisis institucional, extrayendo lecciones del pasado no tan lejano. También se trataron temas regionales, como la situación en los países de los Balcanes Occidentales, la ampliación de la UE, la guerra en Ucrania, así como la situación de los inmigrantes y los refugiados. Por último, se reafirmó el apoyo de la Santa Sede a Bosnia y Herzegovina en el camino hacia la plena unidad de la familia de los pueblos europeos.
Ese mismo día, en la Nunciatura, Monseñor Gallagher se reunió con el Alto Representante para Bosnia y Herzegovina, Christian Schmidt, y Angelina Eichhorst, Directora para Europa y Asia Central del Servicio Europeo de Acción exterior, acompañados por el Embajador de la UE en Sarajevo, Johann Sattler. A continuación, el Secretario para las Relaciones con los Estados celebró la misa "por la paz" en la catedral de Sarajevo, recordando en su homilía que Bosnia y Herzegovina, una tierra en la que confluyen y a veces chocan diferentes culturas y tradiciones, tiene especial necesidad del don de la paz y de los constructores de paz. El primer día del viaje terminó con una cena ofrecida por el ministro Turković, a la que asistieron funcionarios del Ministerio y representantes de la Iglesia local.
El viernes 18 de marzo se celebraron una serie de reuniones bilaterales con miembros de la Presidencia Colegial de Bosnia y Herzegovina, con Zoran Tegeltija, Presidente del Consejo de Ministros, y con representantes de la Asamblea Parlamentaria. Tras llegar a Banja Luka, Gallagher se reunió en el Palacio Episcopal con la Presidente de la República de Serbia, Željka Cvijanović, acompañada por sus colaboradores. A continuación, celebró la Santa Misa "por la reconciliación" en la Catedral, dirigiendo un pensamiento a los jóvenes de todos los países, especialmente a los ucranianos: "Los jóvenes, que son el futuro de este país, de esta Iglesia, del mundo entero, son constructores de puentes de reconciliación, por lo que están invitados, acompañados por las autoridades civiles y eclesiásticas, a no desanimarse y a multiplicar las iniciativas para aumentar el clima de reconciliación, de encuentro y de paz", afirmó en su homilía.
El sábado 19 de marzo, el Secretario para las Relaciones con los Estados mantuvo una reunión en la Nunciatura con representantes de las Iglesias cristianas y de otras confesiones religiosas. Citando al Papa Francisco, el prelado recordó que los líderes religiosos son los primeros custodios de la paz en Bosnia y Herzegovina, expresando el deseo de que el diálogo entre las comunidades religiosas de este país reconstruya y mantenga los puentes existentes, la única estructura capaz de mantenernos vivos y garantizar un futuro, sin desanimarnos ante las dificultades, que a veces pueden surgir. Por su parte, los participantes expresaron su deseo de viajar a Roma para visitar el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.
A continuación, Monseñor Gallagher visitó el Centro de Acogida temporal de Ušivak y se reunió con algunos refugiados. Por la tarde, llegado a Mostar, se reunió con el alcalde Mario Kordić y, a continuación, con los obispos de Bosnia y Herzegovina en el palacio episcopal, que le presentaron la labor pastoral de la Iglesia local, el compromiso ecuménico e interreligioso, así como algunos retos como la emigración de los católicos. Además, los prelados expresaron su firme apoyo a la integración europea de Bosnia y Herzegovina.
Por la tarde, tuvo lugar la celebración eucarística en la Catedral, en la fiesta de San José, patrono de la Diócesis de Mostar-Duvno. La catedral estaba repleta de fieles: además del episcopado local, estuvieron presentes obispos de la cercana Croacia y de Montenegro, numerosas religiosas y religiosos. "Esta noche queremos pedirle a San José que nos dé la capacidad de soñar, firmes "en la esperanza contra toda esperanza". Cuando soñamos cosas grandes, nos acercamos al sueño de Dios, es decir, a las cosas que Dios sueña para nosotros, y se acaban las divisiones en la sociedad y también las que hay dentro de la Iglesia", dijo Gallagher durante la celebración. Finalmente, el domingo 20 de marzo, llegó a Medjugorje para un encuentro de cortesía con Monseñor Aldo Cavalli, visitador apostólico para la parroquia de Medjugorje, acompañado por Fr. Miljenko Šteko, provincial de los Hermanos Menores de Herzegovina, y por la Comunidad de Religiosos Franciscanos de la mencionada parroquia. Gallagher visitó la iglesia parroquial, así como algunas estructuras pastorales. A continuación, se dirigió a Spalato y, mientras esperaba su vuelo de regreso, se reunió con el arzobispo Marin Barišić de Split-Makarska, en presencia del nuncio Giorgio Lingua.  Regresó al Vaticano por la noche.
Actividad del Papa
 Nuestra Fe
Informaciones Útiles
Otros Sitios
Nuestros canales

source

Check out other tags:

Most Popular Articles