14.4 C
Madrid
viernes, octubre 7, 2022
Sociedad¿Cómo reconstruir la relación diplomática entre México y España?

¿Cómo reconstruir la relación diplomática entre México y España?

  • 6 meses ago
  • 7Minutos
  • 1547Palabras
¿Cómo reconstruir la relación diplomática entre México y España?
shutterstock

La relación diplomática y económica entre España y México se ha deteriorado, según los principales actores en ambas orillas del Atlántico. España critica la narrativa política que acusa a empresas españolas en México de corrupción y reclama cambios en las reglas de inversión. Por su parte, México condena la falta de memoria histórica española ante los agravios sufridos por los pueblos indígenas en la conquista, así como un contubernio entre empresas hispanas con administraciones pasadas para saquear al país. Un clima que pone en riesgo la exitosa relación económica y política bilateral.

Esta retórica incendiaria solo lleva a quemar puentes de entendimiento, además de dañar gravemente las relaciones diplomáticas y comerciales. A 45 años de la reanudación de los vínculos diplomáticos, los cancilleres en ambas orillas trabajan por “acelerar” la relación bilateral, una de las más dinámicas del mundo.

La agenda diplomática binacional constituye una relación “prioritaria” en la agenda de ambos países. Por ello, los jefes de exteriores de México y España trabajan por reconstruir los puentes de entendimiento y cooperación. El objetivo es destacar la importancia de la relación económica y política para ambas naciones.

Para reforzar la relación se necesita poner el foco en las coincidencias y los valores compartidos, no en los agravios y los malentendidos. Destacar el histórico vínculo que se construye en valores, creencias, intereses e idioma comunes. Pero sobre todo, en la larga historia de fraternidad compartida que nos une.

Los desencuentros diplomáticos son resultado de una retórica de confrontación que ha venido escalando de forma preocupante en los últimos años.

La petición de una disculpa por la conquista

La tensión diplomática comenzó en marzo de 2019 con una carta en la cual el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador solicitó una disculpa pública a la Corona Española por los abusos cometidos durante la conquista.

Para el mandatario mexicano la invasión española había desembocado en el genocidio indígena y el saqueo económico del país. La misiva nunca fue respondida, lo que molestó a López Obrador, quien acusó de “falta de humildad al gobierno de España”.

En sus comentarios posteriores, el jefe de Estado mexicano demandó que “España admita su responsabilidad y pida perdón por los abusos cometidos”, declaraciones que no pasaron desapercibidas en España y que generaron gran polémica.

El Gobierno español rechazó con firmeza la petición. El presidente Pedro Sánchez también descartó la posibilidad de ofrecer una disculpa. En un principio trató de evadir la polémica, pero tuvo que atenderla. La respuesta fue diplomática, subrayando la larga historia común y el respeto al presidente mexicano y su administración.

Desafortunadamente, el debate se intensificó en el 2021 con la conmemoración del 500 aniversario de la caída de Tenochtitlán. Para unos, la fecha de la conquista de México. Para el Gobierno mexicano, la celebración de la resistencia azteca ante la invasión española.

Acusaciones de saqueo y corrupción de empresas españolas

La tensión ha ido escalando por los señalamientos del presidente mexicano sobre las empresas españolas. El titular del ejecutivo las acusa de “saqueo impune y corrupción” y de “promiscuidad económica”. Entre las empresas señaladas destacan principalmente energéticas, aunque hay referencias también a constructoras y bancos.

El presidente ha mencionado a Iberdrola, Repsol y OHL, acusándolas de “haber llegado a robar a México en el periodo neoliberal”. Son señalamientos sobre irregularidades que, de comprobarse, deberán ser atendidas por las autoridades encargadas de la impartición de justicia, más que por el jefe del Ejecutivo.

Este clima de tensión pone en riesgo uno de las principales flujos de inversión en Iberoamérica. Los montos superan a aquellos que España guarda con la gran mayoría de sus socios europeos.

España es el segundo inversor en México, solo después de Estados Unidos. Un 12 % de la inversión total del país azteca. Entre 1999-2021, la inversión directa de empresas españolas en México fue superior a los 76 000 millones de dólares. De acuerdo a la Secretaría de Economía Mexicana existen 5 856 empresas con inversión española registradas en México. Operan en una gran diversidad de sectores, desde bancos, empresas turísticas, la industria de piezas de automóviles, automotriz, ingeniería y construcción, hasta empresas ecológicas, agrícolas o tecnológicas, entre otras.

Declaración de una “pausa en la relación”

La tensión política resurgió en febrero de 2022, cuando el presidente López Obrador abogó por una “pausa” en las relaciones con España. El mandatario comentó que era necesario “pasar página a un etapa en que las empresas españolas se han aprovechado del país”. Añadiendo: “Nos saqueaban, por lo que vamos a darnos un tiempo para respetarnos. Que no nos vean como una tierra de conquista. Queremos tener buenas relaciones, pero no queremos que nos roben” dijo el mandatario.

file 20220313 23 1wrvz30.jpg?ixlib=rb 1.1 ¿Cómo reconstruir la relación diplomática entre México y España?
López Obrador durante una ceremonia enmarcada en su toma de posesión como presidente mexicano.
Shutterstock

Al día siguiente, en su conferencia de prensa diaria, López Obrador insistió en la “pausa”. Aunque matizó que no significaba una “ruptura”. Sin embargo, enfatizó que en el México actual ya no cabe el “saqueo” ni la “corrupción.”

Ante las declaraciones, la respuesta del ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, ha sido diplomática, pero asertiva. Primero, buscó restarles relevancia, mientras subrayaba la importancia estratégica de la relación para ambas naciones. El canciller insistió que los “flujos de inversiones en ambas direcciones no hacían más que incrementarse”, llamando a que lejos de una pausa en las relaciones empresariales, los flujos deberían “acelerarse”. (ENLACE)

Defensa de los intereses económicos españoles

El ministro Albares ha enfatizado reiteradamente que una parte importante de su labor es defender las empresas españolas y sus intereses. Desde su nombramiento, subrayó que la diplomacia y los intereses económicos españoles serían una de las prioridades de su gestión diplomática.

En el Senado mexicano, el ministro se refirió al Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI,2008), que entró en vigor en el 2017. Dicho acuerdo protege la inversión española en México por cambios en las normas. Además, ofreció impulsar la ratificación del tratado político y de comercio de México con la Unión Europea, recordando la propuesta de una nueva sección de protección de las inversiones europeas en dicho tratado.

La reciente visita del ministro de Asuntos Exteriores español a México, a principios de marzo, buscaba romper con la narrativa de confrontación. El objetivo es transitar de la “pausa” a la “aceleración” en la relación comercial y diplomática entre ambos países, además de recordar que España defenderá sus intereses económicos.

Es muy destacable el hecho de que Albares visitara México en medio de la crisis geopolítica que enfrenta Europa, acción que pone en valor la importancia de la relación, descrita por ambos países como “estratégica.” Pero también es resultado de la eficaz coordinación con el canciller Marcelo Ebrad, que ya ha demostrado sus habilidades diplomáticas en las negociaciones con los Estados Unidos.

El encuentro ministerial fue bien recibido en ambas orillas del Atlántico. Se espera que la nueva narrativa contribuya a construir mayor certidumbre y a normalizar la relación bilateral. Sin embargo, se necesita trabajar en los puentes que se han dañado, avanzar hacia una retórica fraternal y con vista al futuro.

En riesgo se encuentra la larga tradición de amistad, negocios y cooperación entre ambas naciones. Como señalara el historiador español y conocedor de México Antonio López Vega, “entre México y España es mucho lo que nos une y profunda la amistad”. Para la conmemoración de los 210 años del grito de Dolores, que representa el inicio de la independencia, López Vega publicó un artículo titulado “El abrazo mexicano”. En el se subraya las querencias entre ambos pueblos.

La encuesta realizada por Metroscopia para celebrar la conmemorativa fecha concluyó que “México suscita simpatía y agradecimiento masivo y transversal entre los españoles”, algo construido a través de siglos de amistad y cooperación. Hoy, los cancilleres buscan retomar con renovado impulso ese profundo sentimiento de hermandad entre nuestros pueblos.

The Conversation

Armando Jiménez San Vicente no recibe salario, ni ejerce labores de consultoría, ni posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y ha declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado.

Check out other tags:

Most Popular Articles